Video



Síguenos en:

¡AQUÍ ESTOY SEÑOR!

Me has hablado al corazón y me has querido.
Es imposible conocerte y no amarte.
Me es imposible amarte y no seguirte.

Señor ayudanos a vivir el presente con pasión, siendo expertas en comunión, «testigos y artífices de aquel “proyecto de comunión” que constituye la cima de la historia del hombre según Dios».

Eres Tú quien nos llama
por nuestro nombre y
nos pides que te sigamos.

Ayúdanos a crecer en el amor
y en el servicio a nuestra Iglesia.

Danos el entusiasmo
y la energía de tu Espíritu
para preparar su futuro.

Danos líderes llenos de fe
que abracen la misión de Cristo
en amor y en justicia.

Bendicenos
con líderes de nuestras familias
que dediquen sus vidas
al servicio de su pueblo
como sacerdotes, religiosos,
diáconos y ministros laicos.

Inspíranos a conocerte mejor y
abre nuestros corazones
para oír tu llamada.
Amén.